top of page
Buscar
  • Foto del escritorLAMESAUNEALAFAMILIA

Walter Mehrer S - Construye una relación Padre-Hija de esta manera


Walter Mehrer

1. Siempre a su lado Se habla mucho del tiempo de calidad y de la cantidad. Sin entrar en debate, lo más importante es que paséis tiempos juntos y que ella note que te interesas por sus cosas. Ella necesita que su padre se involucre y se preocupe por las cosas que vive en cada momento y etapa de su vida. No te quedes sin hacer nada mientras agregas años a su vida, suma vida a sus años.

2. Conviértete en su héroe Ella crecerá buscando un héroe, alguien que se convierta en una referencia, en una persona a la que acudir en caso de ayuda. ¿Quieres ser tú, aunque no tengas capa ni medias azules?



3. Saborea cada momento que viváis juntos Cuando son pequeños queremos que crezcan y cuando son mayores añoramos su época de bebés. Deja de mirar al pasado o al futuro y céntrate en el presente, para vivir todo lo bueno que podéis compartir. Por ejemplo, la próxima vez que toque el momento del baño. La vida pasa demasiado rápido.


4. Ni juez ni árbitro Habrá momentos, según la pequeña vaya creciendo, que madre e hija discutirán y puede que a veces tú te sientas en medio de las dos. Deja que ellas resuelvan sus conflictos. Y si tienes que decantarte por una postura, hazlo con cabeza y sabiamente.

5. Juega Cógela del brazo, hazle el avión, salta con ella en la cama, corre por el parque... Esos momentos te permitirán liberarte de la tensión del día, te harán estar en forma y se convertirán en el mejor regalo que le puedes hacer a tu hija. ¡En su cabeza permanecerán para siempre!


6. ¡Sorpréndela! Cuando llegue una ocasión especial, como puede ser el día de su cumpleaños,prepárala un desayuno único. ¿Qué tal si esa mañana te levantas temprano y te lanzas a cocinar unas tortillas o hacer unos churros? No se nos ocurre manera más dulce de empezar la jornada.


7. Deja huella ¿Y qué mejor manera de hacerlo que comprándoos el mismo par de zapatillas, eso sí, de distinto color? Será una manera simbólica de decirla que caminaréis juntos por la vida.


8. Ponle ritmo la vida No esperes al día de su boda para agarrarla del brazo y bailar con ella. Aprovecha cualquier ocasión para montar una coreografía con ella y dejaros llevar por la música.


9. Declárate No tengas miedo a expresar tus sentimientos. Si hoy te has levantado con ganas de decirla que la quieres, ¡no te cortes! Cuando la veas aparecer con esa camiseta nueva que ha comprado mamá, ¡coméntala lo bien que la sienta y lo guapa que está! Las palabras están para usarlas, no para reprimirlas.


10. Aprende a decir que no En esto de la crianza se presentarán situaciones que, como padre, no te gustará vivir. Y es que a veces decir que no es la mejor solución para evitar problemas mayores. Tú te alegrarás de la decisión tomada y ella, con el paso del tiempo, lo entenderá.


11. Llévala de camping Descúbrela las grandes bellezas que esconde la naturaleza y lo que se pierde cuando pasa demasiado tiempo frente al televisor o con el móvil en la mano.


12. Sobre ruedas Si hay algo que les encanta hacer a todos los niños es simular que son conductores de coche. Con el freno de mano y las llaves quitadas, déjala que experimente la sensación de ponerse frente al volante de un auto.


13. Educando en la igualdad Enséñala que la vida no es rosa ni azul, que todos somos iguales, hombres y mujeres, y que no se es más inteligente por haber nacido con trenzas o con perilla.


14. ¡A caballito! No tengas miedo de lesionarte y, mientras sea pequeña y puedas aguantar el peso, déjala que trepe por tu espalda como si estuvieses escalando el mismísimo Himalaya.


15. Al agua, patos Deja que experimente con distintas formas y texturas. Por ejemplo, que se manche de barro en un parque, que chapotee en una piscina, que ruede por el césped... Tiene que ir poco a poco descubriendo el mundo.


16. Citas casi obligadas Haz todo lo posible por no perderte ningún momento mágico para ella. Si antes hablábamos del cumpleaños, ahora mencionamos otras fechas como su festival de fin de curso o su graduación.


17. De compras Ir de shopping puede resultar muy aburrido para muchas personas, pero eso es porque no saben elegir la compañía perfecta. Prueba un día a irte de compras con tu hija, ¡será una forma de conocerla mejor!


18. ¡Vivan los novios! Entre los 3 y los 6 años, las niñas experimentan una etapa de amor incondicional a su padre. Durante esta fase, no te sorprendas si te dice que se quiere casar contigo. ¿Y si montáis una "boda casera"? ¡Será divertido!


19. A la cama Los miedos y las pesadillas nocturnas harán que más de una noche tengas a tu pequeña al borde de tu cama. No lo dudes, abre tu edredón y déjala que se acurruque a tu lado.


20. Día en el parque Antes de que descubra los columpios, tienes una misión: fortalecer tus brazos. Y es que cuando se dé cuenta de que existe esta atracción en el parque solo querrá montarse en ella y te dirá todo el rato: "Más alto, más alto".


21. Ofrécele consuelo Cuando una persona está triste y llora, busca una mano en la que sostenerse y un hombro en el que apoyarse. Ahí tienes que estar tú.


22. Tú eres su mejor regalo Por Navidad o por su cumpleaños, tu hija recibirá juegos, cuentos, muñecos, coches... Pero nunca debes olvidar que tú eres su mejor regalo.


23. Una pequeña mariposa Tu niña es como una mariposa. Un buen día abrirá sus alas y volará. Hasta que llegue ese momento, ¡disfruta de esta tímida oruga que tienes en casa! Y, muy importante, dila que aunque se vaya, siempre puede volver.


24. Aprende a confiar en ella Como padre, tienes que darle las herramientas para que vaya incorporándose a la sociedad y empiece a tomar decisiones por sí misma. Si lo haces con cabeza, ella estará siempre a la altura de las expectativas y de las circunstancias.


25. Tengo una carta para ti Sin que ella lo sepa, escríbele cada año por su cumpleaños una carta contándole por qué ha sido especial ese año. Guárdalas y dáselas cuando se independice o cuando se case.

Y llegará el día en el que ella hará su maleta, un equipaje en el que no faltarán ninguno de los grandes momentos que habéis vividos juntos, recuerdos imborrables. Cuando se acerque esa fecha, no la retengas. Deja que cierre la puerta de tu casa y no parpadees. ¡Lo has hecho genial!

0 visualizaciones

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page